Contador de visitas

domingo, 22 de enero de 2012

Sí, quizás, NUNCA.


Una y otra vez. Hay cosas que son imposibles. Todo va a contra corriente y cuando crees que tienes una de tu parte, te da la patada. No puedes evitar que la impotencia te coma, pierdes la pequeña oportunidad de conseguir lo que querías. De verlo, de tocarlo, de abrazarlo. Todo se queda en ese recuerdo, se podría decir en aquella casualidad, en aquel golpe de suerte, aquel momento que repercutió en mi hasta ahora. No puedo evitar recordarlo cada vez que nos vamos a ver y se queda en nada, en una suposición, en un quizás.
Todo queda en ilusiones que hacen que pierda el optimismo. Todo es volver a caer en la misma historia, es volver a caer en un ''no'', en un ''imposible'', en un ''nunca''.

No hay comentarios:

Publicar un comentario